sábado, 18 de diciembre de 2010

Los 64 pueblos abandonados de Burgos

El libro de Elías es un detallado trabajo que recoge el estado, situación e historia de 64 pueblos abandonados en Burgos entre 1935 y 2000. Incluye aquellos que han sido rehabilitados con posterioridad al abandono y otros que fueron expropiados para la construcción de nuevos embalses, y finalmente cubiertos por el agua.

Entre estos últimos destaca Villorobe, donde vivían casi 600 personas en 1930 y más de 200 en el momento de la expropiación. Sus últimos habitantes dejaron el pueblo en 1985, cuando las aguas del embalse de Uzquiza empezaron a cubrir las casas. Además de Villorobe, las obras de este embalse supusieron la desaparición de otros dos pueblos, Uzquiza y Herramel.

Muy distinta suerte corrió el pueblo de Araico, en el Condado de Treviño, que tras haber sido abandonado en 1974, ha conseguido recuperar su antiguo esplendor gracias a un crecimiento incesante de la población, que lo ha llevado a tener 88 habitantes en la actualidad, según el padrón municipal de 2008.

Por último quiero destacar el caso de Mozuelos de Sedano. Aunque fue abandonado en 1969, el pueblo se ha recuperado por completo gracias a los trabajos de restauración emprendidos en los años de 1990 por la Juventud Obrera Cristiana de España(JOC-E). Todos los meses de agosto se abren en Mozuelos los campos de trabajo para cualquier persona mayor de 18 años que quiera participar en la reconstrucción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario